Arte, deporte y arquitectura. Esta es la combinación explosiva que el artista español Okuda San Miguel llevó a cabo en la iglesia de Santa Bárbara de Coruño (Asturias, España). Desde bm2sport ya mostrábamos en nuestra entrada ¿Futuras catedrales del deporte? nuestra admiración por dotar a edificios religiosos abandonados de un nuevo uso. Es un buen ejemplo de cómo la arquitectura contemporánea tiende a transformar los elementos existentes a su alrededor para dar respuesta a las inquietudes de los ciudadanos. Reconversiones

(Fuente: facebook.com/laiglesiaskate)                                                          (Fuente: redbull.com)

No cabe duda de que los amantes del deporte sienten, tradicionalmente, una gran atracción por los lugares abandonados, generando y dotando de nuevos usos a espacios que inicialmente eran edificios industriales, museos o, como en este caso, iglesias.

Infraestructuras en desuso como el metro de París se convierten, por ejemplo, en una piscina de la mano de Manal Rachdi, OXO Architects & Nicolas Laisné.

Reconversiones(Fuente: hypeyou.tv)                                                                     (Fuente: scarpzpaintball.com)

Vemos como incluso un grupo de principiantes de Golf en Alemania ha encontrado en las instalaciones de viejas fábricas y edificios abandonados, una oportunidad para practicar y mejorar su swing.Reconversiones

 (Fuente: http://www.eltiempo.com)

Reconversiones

 (Fuente: http://www.eltiempo.com)

Otras actividades, como el paintball, resultan cada vez más atractivas si, en lugar de realizarse en escenarios preparados, se realizan en lugares reales, como edificios abandonados o incluso pueblos “fantasma”, llegándose, en su defecto, a recrear auténticas ciudades para garantizar ese realismo. En este caso, son las propias actividades las que buscan la reconversión de la arquitectura del pasado para dotarla de un uso acorde a las nuevas iniciativas.

Reconversiones(Fuente: scarpzpaintball.com)                                      (Fuente: nonamesport.net)

No cabe duda que un espacio abandonado representa una oportunidad. Un espacio donde la arquitectura se adapta a las nuevas expresiones artísticas o deportivas. Estamos habituados a transformar naves industriales en centro deportivos, pero siempre se tiende a ir más allá. La calidad espacial que transmite la arquitectura al usuario queda reflejada a la hora de realizar la actividad deportiva. Luz, materialidad y espacialidad. Estos son los elementos principales distintivos de la calidad de un espacio.

Escrito por nuestros arquitectos colaboradores Rocío Pérez Vasco y Mariano Lambert Serrano